Inicio > otras-mitologias > Morrigan la diosa celta de la guerra y el amor

Morrigan la diosa celta de la guerra y el amor

  • Nombre: Morrigan
  • Diosa de: Guerra y Amor
  • De interés: Si veías su cuervo
  • morías en combate
  • Mitología: Celta

Morrigan diosa celta de la guerra, y de la destrucción,  era temida por todos los guerreros durante la batalla. Se la asocia al cuervo, ave carroñera de los campos de batalla.

Fue una diosa dual, como vimos con  las diosas indias o las diosas aztecas. Al igual que ellas, Morrigan tenía deseos sexuales desenfrenados,  tuvo numerosos amantes y se encaprichó de un héroe que la rechazó, por lo que fue la diosa del amor y la vida. Era la diosa de la vida… y de la muerte.

El nombre Morrigan significa “Gran reina” o “reina fantasma” y pertenece a la diosa celta de la guerra, el destino y la muerte.

Morrigan cambiaba de forma con frecuencia y se transformaba en  cuervo negro, una señal premonitoria y lúgubre para aquellos que la veían antes de la batalla, pues indicaban que iban a morir en combate.

Morrigan era una diosa de gran belleza que vagaba por los campos de batalla infundiendo coraje en forma de ira a los guerreros, como hacía la diosa romana Belona por ejemplo.

Las triadas Morrigan

Hay versiones que apuntan a Morrigan diosa celta como una tríada de hermanas,  Badb, Macha y Nemain. Morrigan también podría ser la triada de las diosas de la tierra Ériu, Banba y Fódla.

En esta segunda triada de Morrigan, la de las diosas de la tierra,  Ériu, Banba y Fódla , tuvo tal influencia en Irlanda que la palabra ‘Eire’, el nombre del país, deriva de Ériu, una de las diosas de esta triada de Morrigan

Morrigan y Cú chulainn


¿Te interesan las diosas japonesas?

La leyenda más célebre de Morrigan  gira en torno al héroe irlandés Cú chulainn , el Aquiles irlandés , que defendió el Ulster del ejército de Maeb, reina de Connacht.

Maeb, reina de Connacht,  pretendía robar el toro semental Donn Cúailnge y dirigió sus tropas hacia el Ulster.

Cú Chulainn estaba de guardia en la frontera, pero descuidó sus obligaciones acostándose con una aldeana, lo que permitió a las tropas invasoras llegar sin ser descubiertas.

Maeb lanzó un hechizo sobre los hombres del Ulters, que afectó a todos menos a Cú chulainn.

Este se dió cuenta de su error y enfrentó al ejército de Connacht en un vado, el solo, invocando la tradición celta de los combates personales, derrotando a los campeones de Maeb  uno a uno en una batalla que duró meses.

En uno de los descansos entre combate y combate, una hermosa joven que decía ser la hija de un rey trató de seducir a Cú chulainn, pero este, teniendo remordimientos por lo ocurrido, ya que por acostarse con una joven pasaron los invasores sin ser advertidos, la rechazó.

La hermosa joven resultó ser Morrigan que despechada por el rechazo, atacó a Cú chulainn transformándose en animales.

  • La diosa se trasformó en anguila y se lanzó a las piernas del héroe para ponerle la zancadilla, pero Cú chulainn pisó al pez rompiéndole las costillas.
  • La diosa se rehízo y con las costillas rotas, se transformó en lobo y atacó al ganado para provocar una estampida de ganado en el vado y aplastar así al héroe, pero Cú chulainn, de una pedrada, cegó al lobo de un ojo.
  • Morrigan entonces se transformó en una ternera para guiar a las reses en estampida hacia el héroe, pero Cú chulainn le rompió la pierna, también de una pedrada.

Tras su victoria en la batalla contra la reina Maeb , Cu chulainn  se encontró con una anciana que ordeñaba una vaca.

Era una anciana, ciega de un ojo, con las costillas dañadas y una pierna fracturada. ¡Cómo le había pasado a Morrigan!, de hecho, era de nuevo Morrigan trasformada.

Cu chulainn no reconoció a la diosa. Y esta le ofreció tres sorbos de leche. Cú chulainn bendijo cada sorbo que tomaba. Para asombro del héroe las heridas de la anciana se curaron gracias a sus bendiciones.

Morrigan aparecería nuevamente ante Cu chulainn poco antes de su muerte.

En su camino hacia otra batalla más, Cu chulainn se encontró con una mujer que lavaba una armadura ensangrentada, un presagio terrible de muerte.

Durante la batalla, herido de muerte,  se ató a una roca con sus propios intestinos, pretendía parecer erguido para atemorizar a sus enemigos. En esta posición, se percató de que un cuervo negro se posó en su hombro, y murió.

Cu chulainn finalmente fue conquistado por Morrigan

Vídeo de Morrigan

Morrigan en otras Leyendas

  • En el Lebor Gabála Érenn (El libro de la toma de Irlanda) del siglo XII, Morrigan es nombrada entre los Tuatha De Danann como hija de la hija de Ernmas, quien a su vez era nieta de Nuada.
  • En la ‘Batalla de Mag Tuired’ (La Batalla de Moytura), Morrigan prometió convocar a los magos de Irlanda para ayudar al Tuath De Danann en su batalla contra los Fomorianos. Durante la batalla, Morrigan recitó un canto que aterrorizó a los Fomorianos y huyeron hacia sus barcos.
Quizá quieras…

 

5/5 (1 Review)

Artículos relacionados

diosa Freya Diosa Freya: diosa de la guerra y el amor
diosas aztecas Las diosas aztecas o mexicas
diosa temis Temis diosa de la mitología griega
diosas japonesas Las diosas japonesas
diosas celtas Diosas celtas: Origen e historia
dios griega de la guerra La diosa griega de la guerra y la sabiduría Atenea
diosas nórdicas vikingas Las diosas nórdicas vikingas más destacadas
diosa némesis La Diosa griega de la venganza y la justicia distributiva